Home / blog / 10 cosas que tenés que saber antes de vender online

10 cosas que tenés que saber antes de vender online

Hay mucha competencia en Internet, por eso, a la hora de ofrecer tus productos en la Web tenés que estar preparada. El discurso de venta online es una de tus mayores herramientas. Conocelo, ponelo en acción y llevá tu emprendimiento a otro nivel.

La venta online de tu emprendimiento depende de tres áreas: la producción, la promoción y su consumo. En esta nota nos vamos a ocupar del proceso que implica su promoción y, en particular, la promoción de su comunicación online para potenciar las ventas.

Aunque estás chocha con tu producto y/o servicio online, ¿no sabés por qué razón no se vende como esperabas? ¿Estás con ganas de darle un mayor impulso a tus ventas, sin tener que invertir fortunas en publicidad? Repasemos diez de las cosas que tenés que saber antes de vender online o, si ya estás vendiendo, qué deberías ajustar.

1 – Con la marca alcanza. Es posible que tu isologo sea una obra de arte del diseño gráfico, pero si no hay una descripción de tu propuesta de valor, no alcanza. Pensalo así: si las grandes marcas explican en sus campañas a qué se dedican, ¿qué te hace pensar que como emprendedora no tenés que hacer lo mismo? Es básico que tengas descripta tu propuesta de valor. Sí, tenés que encontrar y describir “eso” que hace que tu emprendimiento sea único. Puede ser algo característico del producto o el modo de entrega del servicio.

2 – Las imágenes son todo. Si bien la imagen para tu emprendimiento es relevante, la descripción de los productos y/o servicios es sustancial. Puede ser que las imágenes que compartís sean divinas, pero si sólo vos sabés de qué se tratan no sirven. En muchos casos, la descripción brilla por su ausencia, y tu cliente ideal no termina de comprender qué es lo que estás ofreciendo. De más está decir que los precios deben estar visibles.

3 – “Mi” emprendimiento. Si todo se trata de “mi”, falta eso que hace que un emprendimiento se transforme en un negocio exitoso, es decir, que sea rentable. En realidad, más que qué falta, sería quién falta. Si todo es “mi”, quien está faltando es el cliente ideal. Tenés tu emprendimiento en línea, pero no tenés definido a tu cliente ideal. Pará todo lo que estás haciendo y dedicale tiempo a definirlo. Querer venderle algo a alguien sin saber su idioma es muy costoso por donde lo mires.

4 – La competencia no me interesa. ¡Error! La competencia es la que te va a dar dos herramientas fundamentales: la clave para posicionarte y la posibilidad de armar tu propuesta de valor. Hacer un análisis sobre la competencia es casi el ABC de arrancar con tu emprendimiento en línea. ¿Cómo podés arrancar con el análisis? Simple, poné en el buscador las palabras con las que buscarías lo que ofrecen, no vale poner el nombre literal de los emprendimientos. Un dato más: la debilidad de tu competencia puede transformarse en la fortaleza de tu emprendimiento.

5 – Mi pilar de venta: las redes sociales. Creer que con comunicar únicamente tu emprendimiento a través de las redes sociales es suficiente para vender, suele ser uno de los errores más comunes en el ámbito “emprendedoril”. Primero, porque es las redes sociales hay usuarios sociales que pueden transformarse en compradores, pero la mayoría de las veces no sucede. Las redes son parte de un circuito que debés hacer que sea virtuoso, no oneroso. Si tenés un emprendimiento online, éste no puede ser unhomeless virtual, debe tener su lugar en ciberespacio. ¿Cómo lo podés solucionar? Generando una weblog, este simple paso te permitirá posicionar orgánicamente tu emprendimiento a bajo costo con una estética profesional. Si ya tenés tu web o weblog, el circuito de comunicación debe comenzar por ahí, no a la inversa.

6 – Listo, tengo mi tienda online. Sí, es un paso; más bien es el gran paso. Pero para los buscadores no alcanza, es necesario que les digas constantemente que tu emprendimiento está en línea. Si montaste tu tienda online a través de las plataformas que ofrecen el servicio, algunas te dan la posibilidad de sumar una pestaña para administrar un blog. Si te la diseñó un programador, te recomiendo que abras un blog y lo enlaces. Eso sí, siempre derivá el tráfico del blog a la tienda, y nunca, pero nunca lo hagas a la inversa.

7 – Muchos perfiles: ¡sí, todos y más! Tener muchos perfiles y no poder alimentarlos como se debe, le hace más daño a la imagen online de tu emprendimiento que no tenerlos. Por otro lado, tu cliente ideal tal vez sólo esté una red social, y esa la que te tenés que ocuparte para alimentar.

8 – News, ¿qué? Por alguna razón, se cree que el newsletter ya fue. Bueno, no. Para nada, está más vivo que nunca. Y no sólo eso, es tu pequeño tesoro. Tu lista de mailing es la que hará virtuoso tu circuito de comunicación para lograr conversiones. Hay diferentes opciones para gestionar las listas de mailing que te permiten hacerlo de modo gratuito hasta 2000 contactos. Si no tenés una lista de mailing, comenzá hoy mismo a armar una. Pensá que el cliente que dejó sus datos, lo hizo porque realmente hay algo de propuesta que le interesa.

9 – Si lo quieren, que lo encuentren. Es muy común que, obnubilada por tu emprendimiento en línea, escondas en el menú a tus productos y/o servicios. Por eso, para tener una mayor respuesta en las ventas, es preferible que tu propuesta esté a la vista. Todo debe verse con la menor cantidad de clics posibles. Para lograr un menú apetecible para tu cliente ideal, es fundamental que esté bien definida tu propuesta de valor primero.

10 – Si lo leen bien, y sino también. El último punto es clave: es posible que tu cliente ideal acceda a tu propuesta desde su smartphone, por esto tenés que pensar y diseñar tu contenido para que se lea en todos los dispositivos.

Como te darás cuenta, el discurso es lo que va marcando el ritmo de tu emprendimiento en la red. Tu propuesta de valor en línea tiene que ser un caramelo virtual para tu cliente, para lograrlo hagamos un breve repaso de las 10 cosas que tenés que repasar para potenciar tus ventas en línea:

1 – Propuesta concreta

2 – Imagen nítida

3 – Descripción de productos

4 – Definir el cliente ideal

5 – Analizar la competencia

6 – Las redes sociales como apoyo, no como solución

7 – Lista de mailing

8 – Visibilidad de propuesta

9 – Mantener vivo el contenido

10 – Tener dominio online

A esta altura, lograr que tu emprendimiento online funcione, poco tiene que ver con la suerte. El éxito de tu propuesta en la red, está en la planificación y las estrategias que pongas en marcha. ¡Vamos!, tu cliente ideal tiene que poder encontrarte y diferenciarte con tan sólo un clic.

Entremujeres.com

Si necesitas ayuda en tu negocio solicita una 

“Sesión Estratégica Gratuita para Mejorar o Hacer Crecer Tu Propio Negocio”.

Si te gusta comparte....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top