Home / blog / Guia para Delegar Tareas

Guia para Delegar Tareas

08886-delegar-tareas

Descubre Cómo Delegar Tareas y Cumplir Tus Metas.

Hacer Crecer Tu Negocio y Generar Más Ingresos.

Aquí tienes los 5 Temores más frecuentes a la hora de contratar una Asistente Virtual y Cómo Superarlos…

Una Guía para animarse a ganar tiempo, confianza y crecimiento.

Al trabajar con una Asistente Virtual puedes tener algunos temores: miedos a confiar en alguien que no conoces, a no justificar el gasto, a tener que entrenar a esa persona…

Por más que estés “tapado” de trabajo, sigues desconfiando. Sabes que tienes que delegar parte de tus tareas, pero aún no te animas.

Después de 6 años en la Asistencia Virtual pude comprobar y llegar a conocer los temores más comunes de nuestros clientes.

Cómo superar esos temores y cuáles son?

1. No sabes qué delegar

Para contratar a una Asistente Virtual, lo primero es definir qué tareas te conviene delegarle y cuáles no. En eso te puede ayudar mucho una Asistente experimentada, y también el post Cómo detectar qué tareas te conviene delegar.

• Identifica las tareas prioritarias. Haz un listado de todo lo que haces durante el día. Marca las principales acciones, como el lanzamiento de un producto o el armado de un nuevo curso. Son las tareas que te acercan a tus metas: hacer crecer tu negocio o generar más ingresos. En esas tienes que enfocarte.

• Delega el resto de las tareas. Son aquellas menos prioritarias, pero que hay que seguir haciendo. Esas son las cosas que tienes que marcar en el listado para delegar.

• Comparte ese listado. Una vez que elegiste a tu Asistente Virtual, envíale ese registro y pregúntale qué tareas puede hacer y cuáles no. Te vas a sorprender de todo lo que está capacitada para realizar. ¿Sabías que muchas Asistentes Virtuales administran blogs, trabajan con Marketing en Internet y manejan redes sociales? Hacen infinidad de tareas.

Por eso, es importante que identifiques lo que puedes delegar, para llegar a tus metas más rápido y poder aumentar tus ingresos.

2. No encuentras una persona de confianza

Este es un punto importante. No existe la delegación si no tienes una confianza plena y absoluta en esa persona. Delegar requiere de:

• Confiar en la calidad del trabajo. Tienes que saber que tu Asistente Virtual está haciendo las tareas que le encomiendas con la calidad que necesitas.

• Compartir datos confidenciales. Las Asistentes Virtuales están acostumbradas a manejar mucha información. Los datos que pones en sus manos serán tratados con absoluta confidencialidad; incluso, cuando ya no tengas más trato comercial con esta persona.

¿Cómo encontrar una Asistente Virtual de confianza? La Asistente Virtual debe estar capacitada para hacer bien su trabajo, ser alguien de palabra, ética y, sobre todo, una buena persona. Por eso, te conviene contratar a una experimentada y certificada; te dará más confianza

Una vez que tengas una VA en mira:

–  Entrevístate con ella,

–  Investiga su reputación online,

–  Observa los testimonios de sus clientes y luego

–  Haz una prueba de un mes para evaluar el rapport entre ambos y su destreza para la comunicación y su forma de trabajar

3. Lo percibes como un Gasto

Como esto es un sistema nuevo y desconocido, tal vez temas que el gasto sea muy grande. Ten en cuenta que, en realidad, se trata de una inversión:

• Primero, tendrás beneficios personales y en la productividad. Te sentirás aliviado, con más tiempo para ordenar tus prioridades y orientarte a objetivos concretos. Dejarás de actuar de modo “reactivo” (ocupándote de las cosas a medida que aparecen) y actuarás de modo “activo”: serás tú quien tome el control del tiempo y de las acciones.

• Pronto, observarás beneficios económicos. Aparecerán cuando te enfoques en las metas que generen más ingresos y, todos los días, des un paso hacia adelante con la ayuda de tu Asistente Virtual.

Hay que diferenciar las cosas que prefieres hacer tú mismo y las tareas que puedes delegar a tu Asistente Virtual. La unión hace la fuerza.

4. Temes que el entrenamiento sea engorroso

Si eliges a una buena Asistente Virtual, certificada y con experiencia, ni siquiera será necesario entrenarla demasiado.

Pero, de repente, hay casos en los que debes comentarle algún proceso típico del negocio o explicarle cosas que ella no sepa hacer. Cuando sí hay que entrenarla, existen algunos métodos para acortar la curva de tiempo:

• Hacer videos. Puedes aprovechar para grabar un video mientras estás haciendo la actividad que deseas delegar. Existen herramientas fáciles y gratuitas para generar videos tutoriales, como Apowersoft.es

• Hacer notas de voz. Se realizan con la grabadora de sonidos del Windows o con las aplicaciones de notas de voz del Iphone, el Ipod, el BlackBerry o, incluso, los celulares. Las mandas por email a tu Asistente y, así, ahorras el tiempo que llevaría escribir las indicaciones.

5. Piensas que necesitas contratar muchísimas horas

Cuando ves los planes de 10, 20 ó 40 hs., te parece inviable que una Asistente Virtual pueda ayudarte en jornadas tan cortas. Pero sí es posible, por estas razones:

• Usan el 100% del tiempo de manera productiva. Las Asistentes Virtuales no tienen los entretiempos que se dan en un trabajo tradicional: café, charlas de pasillo, almuerzos, etc.

• Su hora rinde mucho más. Si comparas la cantidad de horas de un empleado en una oficina, que son 8 ó 10 por día, con lo que tienes que pagar a una Asistente Virtual, el gasto es mucho menor. Su trabajo rinde más de lo que la gente imagina.

Quienes lo probaron, aseguran que LA HORA de una Asistente Virtual cualificada equivale a UN DIA de un empleado tradicional – al menos eso es lo que opinan los clientes de MiAsistenciaVirtual.com, gracias a Dios y lo cuento orgullosamente.

Por eso, es interesante probar cuánto rinde una Asistente Virtual, cuál es su experiencia y entonces, poder tomar una decisión.

Hasta que no hagas la prueba, no vas a poder evaluar en base a la realidad. Te vas a quedar con la duda siempre. Por eso, te conviene probar durante un mes.

Con el tiempo, podrás desarrollar una excelente relación con tu Asistente Virtual. Irás descubriendo las tareas que le puedes delegar, mientras tú te focalizas en cumplir tus metas: hacer crecer tu negocio y generar más ingresos.

Si necesitas ayuda en tu negocio solicita una “Sesión Estratégica Gratuita para Mejorar o Hacer Crecer Tu Propio Negocio”.

Si te gusta comparte....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

One thought on “Guia para Delegar Tareas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top